20051128174959-tabla-20periodica.jpg

Ayer domingo fue un día presidido por las tablas. No, no me refiero precisamente a la tabla redonda del rey Arturo. Mi hija la pequeña recitando la tabla de multiplicar, y mis oídos alternaban aquellas parejas numerales, enlazadas por el signo x, con los elementos químicos; que por otro lado, mi hija la mayor,  enumeraba agrupados en las columnas correspondiendo, esta vez, a la tabla periódica de los elementos. Y, a todo esto, los mayores alternábamos nuestro tiempo con la tabla de la plancha…