20060219191435-cerdito.jpg

Un cuentecillo que me ha llegado hoy por correo electrónico y que comparto con vosotros:

             "Había llegado a la granja un nuevo aniimalito. Inmediatamente se dispuso a explorar su nuevo hogar.Conoció a las gallinas, y le pareció desagradable lo ruidosas que eran.Conoció a las vacas, pero le pareció desagradable el que hablarán con la boca llena.Y así fue conociendo a todos los animales. Y a todos les miraba defectos para no juntarse con ellos. Pero los animales que más le desagradaron fueron los cerdos, por sucios y mal olientes. Comían sus propias heces y se revolcaban en el lodo.Llegada la noche, se acercó al estanque a beber. En la superficie del estanque vio una luz blanca redonda y hermosa, vio hacia arriba y encontró la misma luz. Es la luna, pensó.Vio de nuevo hacia el estanque, y encontró diminutos puntos brillantes. Luego vio hacia arriba. Eran las estrellas. Entonces pensó "lo mismo que se mira arriba, es lo mismo que se mira en el estanque". Vio de nuevo hacia el estanque y después de unos segundos se puso a llorar. 
           Él también era un cerdito."