Cuando ella le dijo al despedirse: "Tanta paz lleves como descanso dejas y, por favor, cierra la puerta por fuera".

    No supo por qué, pero empezó a sospechar que no le caía demasiado bien.