El pasado 24 de marzo hablaba de que iba a asistir a una conferencia del escritor Jesús Maeso. Se presumía interesante la conferencia y me apetecía conocerlo después de haber leído su novela "Tartessos" que me acercó a conocer un poco ese mítico lugar, no muy lejos de la tierra en la que piso. Pero...lo que no conté es que finalmente los hados convergieron para que no pudiera asistir. Me enteré de la conferencia por el periódico y, bien clarito, ponía allí que era a las 22 h. Cuando voy de camino veo un "terrible" cartel que dice que es a las 20h 30'. Cuando llego a la puerta de la sala están cerrando, la gente saliendo y el escritor charlando con la gente por lo que no me parecía bien interrumpirlo para que me firmara, a esas horas y en la calle semioscura, el libro que llevaba paseando. Frustrado tras aquel inexistente encuentro volví a casa.

   Un par de días después me entero de que en un programa de televisión, en un canal digital, el mismo autor hablará de su último libro. Me propongo verlo, pero como no hay forma de enterarme de la hora exacta, cuando al fin pongo el programa, el presentador agradece al autor su presencia...mi gozo, de nuevo, en un pozo.

   Al fin hoy me entero que a las 12 de la mañana, viene aquí a firmar ejemplares de su último libro. Insisto pensando que a la tercera va a la vencida. De camino a la librería, veo como Jesús Maeso, sale de parking donde ha dejado el coche. Me presento y lo saludo y lo acompañé, mientras charlábamos, de camino a la librería.  Ya tengo en mi librería su último libro firmado por el autor. Este lo valoro especialmente después del trabajo que me ha costado conseguirlo.