La mano rasgó el aire y se detuvo, resonando como un látigo, al impactar con el rostro de Hortensia. Sus ojos agotados ya de lágrimas sólo eran capaces de mirar, con una mezcla de perplejidad y dolor, a Agustín, mientras su cara sentía una primigenia hinchazón. Años de sufrimiento callado, en los que había sido incapaz de arrancarse de su lado por una adherencia sicológica incontrolable. Sufría desde hace tanto tiempo,…pero es que, no sabía por qué, lo quería… 

¡RIIIIIIIIIIINNNNNNNNGGGGGGG!

 -Venga Hortensia, despierta que vas a llegar tarde a tu primer día de instituto.

-¡Qué sueño! Y uf, ¡qué pesadilla!

-¿Qué has soñado?

-No sé muy bien mamá, sólo sé que lo he pasado fatal en el sueño y todavía tengo el corazón agitado. Venga desayuno rápido, que no quiero llegar tarde en el primer día de clase……

........

-¿Qué tal te ha ido en tu estreno?

-Muy bien mamá, aunque tendré que estudiar mucho este primer año las asignaturas parecen difíciles.

-¿Has conocido a alguien?

-Sí, a un chico que se sentó a mi lado, parece un poco brutote pero es tan atractivo y encantador…se llama Agus…