20070227151050-dscn7002.jpg

Ingredientes: Filetes de panga, aceite, cebolla, ajo, pastilla de caldo, sal, manzanilla. 

Preparación: Este es un plato de muy fácil preparación, que puede estar listo en algo menos de media hora. La panga es un pescado blanco que se suele vender congelado y en filetes desprovistos de espinas. Lo primero es descongelar la panga, como suelen ser filetes grandes (un filete por persona) se cortan por la mitad. A continuación se adereza con un poco de sal y limón, se pasa por harina y se fríe un poco pasándolo por aceite. Dejamos los filetes sobre una servilleta de papel para que vayan soltando el aceite.             

        En una cazuela de base ancha echamos el aceite que cubra un poco más del fondo. Cuando está caliente añadimos una cebolla picada, y un diente de ajo picado, hasta que vaya pochándose y amarilleando. Seguidamente añadimos el contenido de dos latas de guisante (200 g cada una), poco más de un cuarto litro de agua y un chorreoncillo de manzanilla (o un vino fino), y una pastilla de caldo. Se le da un hervor y se añade la panga. Se rectifica de sal y se deja cocer durante durante diez o doce minutos. Transcurrido ese tiempo está listo para comer.             

         Si se quiere se puede añadir unas cuantas patatas fritas que se mezclan con el guiso anterior.