20080906001600-pennac.jpg

       Daniel Pennac es un conocido escritor francés y profesor de literatura. Si tengo que señalar uno de sus libros, citaré sin duda" Como una novela", un libro delicioso de animación a la lectura, que en menos de doscientas páginas y en un estilo de monólogo desenfadado intenta que el adolescente pierda el miedo a la lectura.

        En el último número de la revista "Qué leer", le hacen una entrevista a propósito de su último libro "Mal de escuela" donde de un modo autobiográfico escribe sobre el sufrimiento que experimentan los malos alumnos. Me ha gustado la respuesta a una de las preguntas que se le hace y por ello quiero reseñarla en este post:

"Los niños acaban confundiendo deseos superficiales con necesidades básicas. La publicidad se dirige a ellos desde que tienen dos años. Si tienen la desgracia de que sus padres sean de los que se dejan estafar por esa propaganda que les asegura que si no les compran un juguete determinado significa que no quieren a sus hijos, la situación puede volverse desastrosa. Yo les tengo que enseñar necesidades fundamentales, como estructurarse mentalmente, aprender a leer y a contar o estudiar las subordinadas. Los deseos del alumno son antagónicos a esta voluntad: los niños de hoy quieren consumir educación a la carta, como quien compra productos electrónicos".