20090926184019-las-hijas-del-frio.jpg

      He tenido la suerte de que tras las ganas que me quedaron de seguir leyendo después de la segunda novela de Camilla Läckberg, ha llegado a mis manos la tercera de sus novelas, la última, publicada en España hace sólo unos meses. Una vez más aparece la ciudad de Fällbacka, donde se desarrolla la vida de sus protagonistas, Patrik y Enrica a los que vamos conociéndolos más cada vez. Su vida ha ido transcurriendo y Enrica que ha tenido una niña, está todavía sometida a una despresión postparto. Una niña de siete años, hija de una amiga de Enrica es encontrada ahogada, pero lo que parece un accidente se descubre que es un asesinato y, una vez más, Parik será el encargado de dirigir la investigación policial.

     La autora va urdiendo la trama con creciente habilidad y es especialista en dosificar el misterio, porque hay veces que una llamada de teléfono, una pista, revela algo...pero, en ese momento, un hábil cambio de escena hace que esa explicación se retrase ante la impaciencia del lector. A lo largo de todo el libro, va desarrollando una antigua historia, no menos interesante, que no se revelará hasta el final su relación con la historia principal.

      No me extrañaría que siguieran nuevas historias, de hecho alguno de los temas, los deja como presentados y sugiriendo que seguirá profundizando en ellos. Decididamente, ¡me ha atrapado!