20091127221128-cimg3862.jpg

               Hay veces que si queremos ver el cielo, no tenemos que levantar la cabeza, basta con fijarnos y mirar al suelo.