20100102113734-cielo-azul.jpg

       Esa foto sacada esta mañana es un simple cielo azul, donde unos aviones se han dedicado a hacer dibujos con sus blancas estelas. Un simple cielo azul, pero que tras dos semanas de lluvias abundantes, de olor a humedad en el ambiente y de viento y zonas anegadas, lo agradece la naturaleza y el ánimo.

       Hasta los pájaros, enmudecidos en estos días, recuperaban esta mañana el coloreo de sus trinos y gorjeos que aderezaban el aire. Los naranjos de la calle cargados de fruta, brillan como caprichosos semáforos de tonalidad equivocada. Y es que después de los temporales que hemos sufrido, se agradece este día de invierno con olor a primavera.