20100808193612-guerraypazminiserie-300a.jpg

    Como ya escribí en el post del 31 de julio, me decidí a leer la obra cumbre de la literatura rusa: Guerra y Paz. Tras varias semanas de ardua e intensa lectura he culminado mi objetivo. Escrita por León Tolstoi, de quien este año se celebra el centenario de su fallecimiento, nos narra la historia de distintos personajes de la vida rusa desde el año 1805 a 1820, época que en gran parte coincide con las invasiones por parte de Napoleón, un personaje que aparece a lo largo de la novela y algunas veces de manera directa.

     Son cuatro las familias, cada uno con sus respectivos personajes, en torno a los cuales se va desarrollando una elaborada trama: Bezukhov. Bolkonsky, Rostov y Kuraguin. Aparte aparecen personajes reales como el ya citado Napoleon, el zar Alejandro I o el general Kutuzov.

      Nos aparecen retratadas estas familias de la alta sociedad rusa en las fiestas de sociedad, hablando de la guerra con los franceses, intrigando amores o desarrollando compromisos matrimoniales. Los franceses invaden Rusia y algunos de los miembros de estas familias se enrolarán en el ejército como oficiales. Veremos ante nuestros ojos los ejércitos preparándose para entrar en combate, los preparativos del Estado Mayor y seremos testigos del caos de la batalla, del estruendo del sonido de los cañones y de la tragedia que crea a su alrededor toda guerra. Incluso en algún momento no está tan claro quienes son los vencedores y quienes los vencidos. Los distintos personajes salen y entran de la narración y sus historias se van entrelazando a lo largo de tantas páginas. 

        Impresionante narración que atrapa en la lectura, aunque la traducción que he leído da la impresión  de no ser demasiado buena y no ayuda a que se lea fluidamente, aparte de que le ha dado por traducir todos los nombres, la princesa Natasha, es Natalia y Nicolai es Nicolás, y españolizarlos. Vale la pena animarse a sumergirse en el universo de Tolstoi.