20110123211541-se-lo-que-estas-pensando-mode-large-qualite-es.jpg

       Siempre me ha gustado la novela policiaca y he disfrutado con las historias de Agatha Christie, las novelas de Sherlock Holmes, ese deletreo que atrapa del alfabeto del crimen de Sue Grafton o las aventuras de la forense Scarpetta. Esta novela, la primera de su autor John Verdon, no tiene nada que envidiarle a esas que he citado.  La historia es brillante y es bueno leerla en una época que se tenga tiempo porque atrapa de tal manera que peligra hasta el tiempo no libre.

            Un hombre recibe una carta que le invita a pensar en un número del 1 al 1000, cuando abre el sobre que acompaña la carta se da cuenta de que se trata del número que exactamente había pensado. Percibiendo amenaza en el tono de la carta acude a un antiguo compañero de facultad, Dave Gurney, que ha estado durante veinticinco años trabajando en el departamento de Homicidios de la policía de Nueva York, pero ahora está retirado. Dave ante lo que supone un chantaje no está demasiado animado a ayudarle y le aconseja a su amigo que acuda a la policía local, pero cuando éste muere asesinado se implica  en el caso. A medida que va avanzando la historia, se da cuenta que se la tienen que ver contra un asesino en serie, sumamente inteligente y que las únicas pistas que va dejando son para burlarse de la ineptitud policial.

            El argumento no descansa, unas veces nos deja mirar en el interior del protagonista y otra en los acontecimientos que van sucediendo. Buen desarrollo de las investigaciones policiales y muy vivas las reuniones en las que todos hablan para dar su punto de vista sobre los hechos que van sucediendo. Al terminar quedo con ganas de leer una segunda novela de este autor.