20110515175130-tu-seras-mi-cuchillo.jpg

    Acabo de terminar de leer esta novela del escritor hebreo David Grossman, que es conocido aparte de por sus escritos por ser un activista por la paz. Aquí nos narra la historia de Yair un librero de 33 años y Miriam una profesora de un liceode 40 años, los dos felizmente casados. En una reunión de antiguos alumnos del liceo a la que acude Yair, descubre a Miriam, ni siquiera se hablanm, pero él la observa y decide mandarle una carta a la dirección del liceo donde le propone una relación meramente epistolar pero en la que se intuye que quiere mostrar lo más hondo de sí mismo. Miriam le contesta y así se inicia entre ellos una relación marcada por palabras escritas que van en uno y otro sentido.

      Casi tres cuartas partes de la novela está constituida por las cartas de Yair, no sabemos lo que contesta Miriam, a no ser algunas referencias, pero se puede observar que entre ellos se establece un intenso nexo. La segunda parte, mas breve nos lleva al conocimiento íntimo de Miriam una madre fuerte que lucha para sacar adelante a su hijo discapacitado.

       Es una narración intensa, pero que a mí no me ha terminado de atrapar en algunos aspectos. Sí que me ha atraído la atención y, en algunos momentos, su lectura me ha hecho pensar y mi mente ha divagado en íntimas reflexiones.

    "Quizá debiera contarte que, en mi necedad, durante las últimas semanas he estado pensando que si yo tengo un objetivo en la vida eres tú. O que está relacionado contigo. O que a través de ti lograré, de algún modo, alcanzarlo. Esta creencia no tiene demasiada lógica, pero así es como lo he pensado y es solo a ti a quien puedo escribir algo como esto sin sentirme ridículo. Ahora tendré que volver a buscar ese "objetivo" en otro lugar más sencillo, donde según parece más fácil me resulta buscarlo, bajo la luz, en nombres como Luz o Clara. Lástima.

   Se me ocurre que sí, supongamos, me secuestraran o desapareciera sin dejar rastro, y viniera un detective para intentar entender y recomponer quién he sido solo según lo que los demás que me rodean saben de mí, no lo conseguiría. Mira, también eso lo he sabido gracias a ti, que vivo, sobre todo, de lo que no tengo."