20110727131350-u-de-ultimatum.jpg

    Es admirable la constancia de la escritora norteamericana Sue Grafton, para mantener el interés con su alfabeto del crimen. Iniciado en 1982 ha publicado hasta la fecha veintiuna novelas todas con unos títulos de forma original que siempre empiezan por una letra del alfabeto. En todos ellos nos recrea las aventuras de la detective privada Kinsey Millhone, una peculiar investigadora que desarrolla su actividad en la ciudad californiana de Santa Teresa. Después de tantos años sumergido en sus letras, es imposible no sentir una especial simpatía por esta antigua policía, responsable, atrevida y no exenta de sentido del humor, y todo su peculiar universo de personajes y amigos, que se nos van convirtiendo en viejos conocidos. Este reconocimiento del ambiente siempre gusta y anima a leer con ganas, que nunca son decepcionadas, cada ejemplar nuevo de este alfabeto.

En U de ultimátum, un joven acude a ver a Kinsey, a punto de cumplir sus 38 años, para hablarle de un antiguo caso nunca resuelto: la desaparición de una niña veinte años antes. Una noticia ha reavivado los recuerdos del joven y cree que cuando él era pequeño vio a dos hombres enterrando un cadáver que podría ser el de la niña desaparecida. Kinsey empieza a investigar y aquello va a resultar más peligroso de lo que parecía. Generalmente están escritos en primera persona, narrado por Kinsey, en este hay un narrador que se encarga de contarnos historias de hace veinte años que nos aclararán bastante el presente.