20120915224801-en-el-pais-de-la-nube-blanca.jpg

      Este libro está escrito por la escritora alemana Sarah Lark (seudónimo de Christiane Gohl), nacida en 1958 y que reside en España donde dirige una granja de caballos.  En este primer libro de lo que es una trilogía, nos cuenta la historia de dos mujeres, Gwyneira y Helen, que en 1852 emprenden viaje desde Inglaterra a Nueva Zelanda para casarse en aquellas lejanas tierras. Ninguna conoce a su novio y  las dos descubrirán que la vida con la que se encontrarán allí será muy diferente a las ilusiones con las que inician el viaje. La historia transcurre durante veinticinco años y en estos veremos cómo van evolucionando las aventuras de estas dos mujeres, que establecen una sólida amistad, y de todo ese elenco de personajes que salpican sus líneas. Unos personajes bien trazados y que nos caerán bien u odiaremos por su forma de actuar. Es importante reseñar también el paisaje de Nueva Zelanda, que nos retrata magistralmente asomándonos a este país desconocido, a sus pobladores los maoríes, sin duda también protagonistas, y a las ovejas que pastan en sus praderas.

Esta novela de casi ochocientas páginas la aconsejo vivamente. Desde el principio me ha atrapado entre sus líneas, quedándome con ganas de seguir leyendo. La segunda parte es “La canción de los maoríes”. Y la tercera, he leído en algún sitio, que se publicará en noviembre en nuestro país.