20130105132002-me-deseo-felices-suenos-9788423328987-1-.jpg

     Si siempre la ausencia que produce la muerte es dolorosa, se convierte en desgarradora cuando es la ausencia de la madre y ésta ocurre cuando un niño tiene nueve años. Esta es la historia que nos narra en su novela el periodista italiano Massimo Gramellini y que tiende a convertirse en especialmente cercana al lector cuando sabemos que es una autobiografía.

Nos narra la historia de Massimo un niño de nueve años, al que un día se le muere la madre y desde entonces camina de puntillas por la vida. Una herida le acompaña continuamente y le hace ser torpe en el plano sentimental, hasta que llega un momento en que decide dar un paso que ilumine toda aquella oscuridad y le haga reconciliarse con sí mismo y con su, ya muy antiguo, doloroso pasado.

Es una historia dolorosa y de superación que escrita en primera persona no nos deja indiferentes y nos conduce por los caminos intrincados del interior de su autor, que en definitiva puede ser una historia de cualquiera.

"Por fin era alguien.

El sueño de escribir se había materializado de forma imprevisible cuando creía que ya no deseaba alcanzarlo. Si un sueño es tu sueño, aquel por el que has venido al mundo, puedes pasarte la vida escondiéndolo detrás de una nube de escepticismo, pero nunca lograrás librarte de él. No dejará de mandarte señales desesperadas, como el aburrimiento y la falta de entusiasmo, confiando en que te rebeles".