20130610211649-anamorfosis-1.jpg

    Desde hace tiempo me han impresionado esos dibujos que aparecían por internet y que gracias a una peculiar técnica de jugar con la perspectiva, mirados desde un determinado punto de vista dan la impresión de que salen o entran del suelo. Hace varias semanas mi curiosidad y afición por mi dibujo me ha llevado a estudiar dicha técnica que se llama Anamorfosis. He estado buscando en internet e incluso me he leído un libro al respecto, buscando sobre todo la forma de realizar esos dibujos y de provocar esa impresión tridimensional en el que lo ve. 

        Dicha técnica no es sencilla, o mejor dicho, no me ha resultado fácil, a pesar de que en algunos vídeos de internet lo plantean de una manera aparentemente sencilla. Al final he tenido que recurrir a regla, lápiz y cuadrículas para realizar esta primera experimentación en el mundo de la anamorfosis. Resulta algo original y llamativo, sobre todo porque el dibujo real no tiene nada que ver con el dibujo aparente que es el que se muestra en el resultado final. He empezado con uno sencillo y sin más complicaciones, un simple vaos, pero me he quedado con ganas de seguir experimentando y evolucionar hacia dibujos más complejos.

La Anamorfosis la define María Gómez en su libro "Anamorfosis. El ángulo mágico" : como la representación de figuras realizadas con una perspectiva determinada que deforma extremadamente los objetos; sin embargo, éstos, vistos desde el punto de fuga que converge en la visión, se recomponen de forma que parecen elevarse en el aire dando la sensación de realidad (3D).

       Esta forma de dibujo es muy antigua, teniendo sus comienzos en el Renacimiento, practicada durante siglos e impartiéndose en escuelas de Bellas Artes entre los siglos XVI y XIX, casi desapareciendo después lo que hace que en la actualidad sea bastante desconocida.