20130807201527-el-cumple-secreto.jpg

      Tercera novela que leo de la australiana Kate Morton y después de tantas páginas leídas de esta autora ya estoy "acostumbrado" a su forma de escribir. La historia es interesante, llena de misterios y secretos, y se mueve entre el pasado y la actualidad. 

Ante la gravedad de la enfermedad de Dorothy, su madre, los hermanos Nicholson se reúnen en la actualidad (2011) para el que será probablemente su último cumpleaños. Su hija mayor, Laurel, recuerda cuando era pequeña en 1959 en otro cumpleaños, desde donde estaba escondida, un espantoso crimen.  Laurel empieza a preguntarse por la historia de su madre de la que sólo conoce que su familia murió durante la guerra y empieza a tirar de los escasos hilos que tiene, como una foto que descubre fechada en 1941, en la época en que Londres era bombardeada por los alemanes. El relato va alternándose desde lo que ocurrió en aquella época y a la época actual siguiendo la investigación de Laurel. Aparecen los distintos personajes, aparte de Dorothy, los otros protagonistas Vivien y Jimmy. Entre los tres se formará distintos nexos que darán lugar a todo tipo de sentimientos: amor, odio, admiración...

      Al principio y en algún capítulo la historia me ha resultado un tanto aburrida, pero en general es distraída y en el último tercio se vuelve apasionante, sobre todo con los giros argumentales que, con suma habilidad, da la autora.

"Laurel no estaba tan segura. Desde luego, había historias más sencillas de contar: sería arduo de asimilar, especialmente para alguien como Rose. Pero, al mismo tiempo, últimamente Laurel había pensado mucho sobre los secretos, sobre lo difícil que es guardar un secreto y su tendencia a acechar en silencio baj la superficie antes de surgir sin previo aviso por una grieta en la voluntad de su dueño. Supuso que tendría que esperar un tiempo y ver cómo iban las cosas.