20130813230727-mi-vida-querida.jpg

    Libro de relatos de la escritora canadiense Alice Munro, ya octogenaria, considerada como una de las mejores narradoras en lengua inglesa. Una serie de historias que se mueven en torno a los años de la segunda guerra mundial y en las que el amor aparece de una u otra manera. Termina con cuatro episodios autobiográficos, evocadores y teñido de la nostalgia de los recuerdos infantiles. A veces parece que hay cierta interconexión entre estos episodios y las historias anteriores.

En un  principio no me atrajeron estas letras. Quizás hubiera preferido unas historias más concretas y definidas. En sus relatos no es así, los personajes aparecen, reaccionan entre ellos, a veces sólo de manera tenue, y la historia da tanta vuelta que alguno de los protagonistas se convierte en secundario y se retoma un argumento que no sospechábamos al inicio. Reina del detalle y de la descripción es capaz de retratarnos totalmente, hasta lo indecible, una habitación como si dispusiera de una cámara o incluso un microscopio.

"Mi padre y Josie no han tenido hijos, pero no creo que les importe. Josie es la única que a veces habla de Caro, aunque no muy a menudo. Asegura que mi padre no responsabiliza a mi madre. Por lo visto reconoce que era un muermo cuando mi madre buscaba nuevas emociones en la vida. Necesitaba una sacudida, y la tuvo. De nada sirve lamentarlo. Sin la sacudida no habría conocido a Josie y los dos no serían ahora tan felices.

-¿Qué dos?-le pregunto, solo para boicotearlo."