Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2013.

La cama de huesos

20130609200159-la-cama-de-huesos.jpg

    Otro libro más de Patricia Conrwell que hará disfrutar a los seguidores de la forense Kay Scarpetta.  Una serie que sigue viva y que va ya por el libro número veinte. En esta historia se nos narra la desaparición de una paleontóloga que estaba buscando huesos de dinosaurios en una remota región de Canadá. Las pistas de este caso llegan a través de un correo electrónico a la doctora Scarpetta a Boston. Casi al mismo tiempo tendrá que participar en el rescate y autopsia del cuerpo de una mujer momificada que aparece enganchada en unas redes junto a una tortuga laúd. La desaparición de una tercera mujer le lleva a pensar que estos casos están relacionados con un asesino en serie.

    Nuevo caso, de la que ya es muy conocida forense de los que seguimos la serie, interesante y que nos sumergerá en el misterio, en las peculiaridades del trabajo forense y en los pensamientos de su protagonista que es quien nos va a ir relatando la historia.

"Sobre todo estoy pensando en el ADN. He tenido casos en los que el semen ha podido recuperarse después de un tiempo extraordinariamente largo en el interior de orificios: el estómago, las vías respiratorias, el interior de la bóveda vagina, y ahora no voy a suponer que es demasiado tarde para conseguir extraer algo de este cadáver, y no importa el tiempo que lleve muerta. El enemigo del ADN son las bacterias, y están empezando a invadirla invisiblemente y se la van a comer hasta los huesos".

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mi primera anamorfosis

20130610211649-anamorfosis-1.jpg

    Desde hace tiempo me han impresionado esos dibujos que aparecían por internet y que gracias a una peculiar técnica de jugar con la perspectiva, mirados desde un determinado punto de vista dan la impresión de que salen o entran del suelo. Hace varias semanas mi curiosidad y afición por mi dibujo me ha llevado a estudiar dicha técnica que se llama Anamorfosis. He estado buscando en internet e incluso me he leído un libro al respecto, buscando sobre todo la forma de realizar esos dibujos y de provocar esa impresión tridimensional en el que lo ve. 

        Dicha técnica no es sencilla, o mejor dicho, no me ha resultado fácil, a pesar de que en algunos vídeos de internet lo plantean de una manera aparentemente sencilla. Al final he tenido que recurrir a regla, lápiz y cuadrículas para realizar esta primera experimentación en el mundo de la anamorfosis. Resulta algo original y llamativo, sobre todo porque el dibujo real no tiene nada que ver con el dibujo aparente que es el que se muestra en el resultado final. He empezado con uno sencillo y sin más complicaciones, un simple vaos, pero me he quedado con ganas de seguir experimentando y evolucionar hacia dibujos más complejos.

La Anamorfosis la define María Gómez en su libro "Anamorfosis. El ángulo mágico" : como la representación de figuras realizadas con una perspectiva determinada que deforma extremadamente los objetos; sin embargo, éstos, vistos desde el punto de fuga que converge en la visión, se recomponen de forma que parecen elevarse en el aire dando la sensación de realidad (3D).

       Esta forma de dibujo es muy antigua, teniendo sus comienzos en el Renacimiento, practicada durante siglos e impartiéndose en escuelas de Bellas Artes entre los siglos XVI y XIX, casi desapareciendo después lo que hace que en la actualidad sea bastante desconocida.

No hay comentarios. Comentar. Más...



Memorias de un sinvergüenza de siete suelas

20130617194354-memorias-un-sinverguenza-siete-suelas-l-3nup96.jpeg

          Último libro publicado por Ángela Becerra y que como todas sus novelas, que he leído, me ha encantado. En esta ocasión la trama principal se desarrolla en una casa de Sevilla donde tiene lugar el velatorio de Francisco Valiente. Éste es un moderno Casanova, hombre querido y odiado en la ciudad del Guadalquivir e incapaz de dejar a alguien indiferente. El trío que protagoniza aquel velatorio y toda la historia desde que eran adolescentes está formado por el fallecido, su mujer Morgana, personaje que no le va a la zaga en conquistas y maldades, y Alma de la que siempre estuvo perdidamente enamorado. Por conveniencias familiares Alma fue prometida y se casó con Beltrán, hermano de Morgana, un buen hombre que no se entera de nada.  El hecho de no haberse podido casarse con la mujer de la que ha estado siempre perdidamente enamorado, le sirve de excusa a Francisco para convertirse en un verdadero sinvergüenza, a la vez dotado de un gran atractivo personal en todos los sentidos.

         Los personajes van hablando en el velatorio y con ello nos vamos enterando de toda la historia. Incluso el muerto es consciente de lo que está pasando y también interviene en la narración comentando los distintos pormenores. Aquel velatorio, en aquella casa llena de pavos reales, uno por cada una de sus conquista, es un verdadero conjunto de despropósitos. Es una historia coral, divertida y a ratos exagerada en la que destacan las dos mujeres, una viuda alegre que está con un vestido rojo y una cuñada destrozada que le llora como una viuda. A éstas acompañan variopintos personajes, que van llenando aquel escenario, con sus relaciones buenas o malas con el fallecido. En algún momento hay tantos asistentes que hasta la autoridad deberá poner orden en las filas. El relato nos hará viajar por distintos países y recorreremos Sevilla, encontrándonos con muchos de sus rincones y con sus fuerzas vivas.

         El estilo de Angela Becerra, tan mágico y sensual como siempre hace que pasemos un buen rato participando de tan peculiar velatorio. 

“Ahora que estoy delante de él con esta madurez que jamás imaginé que llegaría a tener, con este dolor que casi me impide respirar, me doy cuenta de que de nada sirvieron todos estos años de sacrificios y vacíos. Qué estúpidos llegamos a ser los seres humanos imaginando que llegará el día menos pensado en que un hecho ajeno a nosotros nos conducirá el camino correcto, el que de verdad nos marca el corazón. Qué ingenuidad pensar que otros harán lo que por nosotros no hemos sido capaces de hacer.

         Durante toda mi vida creí que algo inesperado, quizá un golpe de viento despistado, haría que la veleta de mi destino girara y me llevara hasta él, y nunca, nunca hice nada. ¡Cuánta debilidad enmascarada de valentía y sensatez”.

 


La lección de anatomía

20130623141550-la-leccion-da-anatomia.jpg

      Hace unos días tras escuchar una amena charla de novelista Marta Sanz, sobre novela negra, me quedé con ganas de leer algunos de sus libros. Aparte de hacerme con el último que ha publicado, me quise hacer con uno, que me pareció que podría estar bien,"La lección de anatomía".

Tras arduos esfuerzos, intentando localizarlo en papel, opté por la descarga electrónica desde una web de pago. Acababa de terminar uno e intenté empezar a leer éste, pero se me había descargado con una extraña extensión de archivo que no me permitía leerlo. Entré en google y éste me dijo que correspondía a una protección anticopia. Al fin logré abrirlo en el pc, pero no en el lector de libros electrónico. Nueva investigación en google para ver la peculiaridad de mi lector y me dijo que tenía que descargar un programa desde la página web del lector. Toda una tarde intentando la descarga ese programa, pero fuera por lo que fuera, se me cortaba y tras ocho intentos desistí de ello. Al fin conseguí, al día siguiente, ese programa, pero porque me lo enviaron. Tuve, entonces, que registrar el lector de libros y entonces, después de dos días de infructuosos pruebas, como si fuera cosa de magia, aparecieron las letras del libro desplegándose por la pantalla de mi lector electrónico.

Tras tanto esfuerzos, me sumergí en aquellas páginas con más ganas de lo habitual y no me decepcionó su lectura, que la realicé en cinco días. Lo que iba leyendo me invitaba a no dejarlo. No porque fuera siguiendo las pistas que fuera dejando la autora, porque en este caso no se trata de una novela negra sino de una novela autobiográfica. En ella Marta Sanz nos va recreando distintas y aventuras de su vida desde su infancia hasta los cuarenta años, que es cuando decide a escribirlas. Y en ella nos aparecen las mujeres que han compartido e influenciado en esos años: su madre, sus tías, sus maestras, sus amigas,...y con todo un universo de personajes con el que intereccionó de alguna manera en esos años.  Y así la conocemos en sus gustos, sus manías y sus fobias. 

Siempre me han llamado las autobiografías, porque pienso que la existencia de cualquier persona puede ser tan gris o, al contrario, tan apasionante como el que la escribe tenga capacidad de recrearla. Y aquí, sin duda, ha tenido la habilidad de recrearla de una manera tal que la hace muy interesante y digna de leer.


La verdad sobre el caso Harry Quebert

20130626181257-la-verdad-sobre-el-caso-harry-quebert.jpg

Una novela de esas que envuelven y que, a medida que se avanza en ella, acaba atrapando en sus letras hasta tal punto que cuesta realizar, incluso, las necesarias interrupciones de su lectura. El autor es un joven suizo, nacido en 1985, Joël Dicker autor de otras novelas pero a quien esta lo ha consagrado, consiguiendo con ella varios premios prestigiosos.

El protagonista es un joven escritor. Marcus Goldman, de 30 años que se ha hecho rico y famoso con su primera novela, pero que el momento de escribir la segunda, compromiso que había adquirido con su editorial, no llega.  Se encuentra sin la inspiración necesaria y es cuando desesperado decide ir al pueblo de Aurora a visitar a su antiguo profesor universitario y amigo Harry Quebert. Pasa unos días con él  en su casa,  una población que ya conoce por haber pasado allí distintas temporadas y regresa a Nueva York. A los pocos días una llamada de Harry desde la cárcel le anuncia que lo han detenido al encontrarlo sospechoso del asesinato, treinta años antes, de una niña de quince años cuyo cadáver han encontrado enterrado en su jardín.

        Marcus regresa a Aurora, donde intentará demostrar la inocencia de su amigo Harry, a pesar de que tiene que enfrentarse con sus propias circunstancias y a mucha gente que se opone a lo que está haciendo, pues todas las pruebas lo acusan del asesinato de una joven de quince años.  Empieza a investigar y con sus  preguntas vamos conociendo a los distintos habitantes del pueblo. En sus pesquisas cuenta con la ayuda del sargento Gahalowood. La acción se retrotrae continuamente  a lo ocurrido treinta y tres años antes, mezclándolo con habilidad con los hechos actuales.  A medida que investiga Marcus se da cuenta de que todo lo ocurrido allí es el tema que llevaba buscando para su segunda novela y empieza a escribirla.

           Conoceremos que había una historia de amor entre Harry y aquella joven e iremos sabiendo lo que hacía cada personaje en aquellos días de 1975 en que ocurrieron los hechos. Dicker consigue sorprendernos continuamente a medida que avanza el relato. Aparte de la intriga que impregna sus páginas es una novela metaliteraria, nos habla de escribir y en la historia nos habla de distintas novelas. Sus protagonistas son escritores y Harry irá aconsejando a Marcus como debe escribir en distintos capítulos del libro.  Si es un libro delicioso para los que le gusta leer será doblemente delicioso para los que, además, les guste escribir. Sólo un pequeño pero: me choca cuando se hablan de “usted” algunos personajes a los que se les supone amistad o incluso cariño.

“Y ése es el error que cometió hace unos meses, cuando Barnaski le reclamó un nuevo manuscrito.  Se puso a escribir porque tenía que escribir un libro, no para dar un sentido a su vida. Hacer por hacer nunca ha tenido sentido: así que no tenía nada de extraño que fuese incapaz de escribir una sola línea.  El don de la escritura es un don no porque escriba correctamente sino porque puede dar sentido  a su vida. Todos los días hay gente que nace, y otros que mueren. Todos los días, millones de trabajadores anónimos entran y salen de enormes edificios grises. Y luego están los escritores. Los escritores viven la vida más intensamente que los demás, creo.  No escriba usted en nombre de nuestra amistad Marcus. Escriba porque es el único medio para usted de hacer esa minúscula cosa insignificante que llamamos vida una experiencia válida y gratificante”.

“Ése es precisamente su trabajo como escritor. Escribir significa que usted es capaz de sentir mejor que los demás y transmitirlo después.  Escribir es permitir a sus lectores ver lo que a veces no pueden ver. Si sólo los huérfanos contasen historias de huérfanos no llegaríamos a ninguna parte.  Eso significaría que no podría usted hablar de madres, de padres, de perros o de pilotos de avión, ni de la Revolución Rusa, porque no es usted ni madre, ni padre, ni perro, ni piloto de avión y no ha conocido la Revolución Rusa.  No es más que Marcus Goldman. Y si todos los escritores debieran limitarse a sí mismos , la literatura sería espantosamente triste y perdería todo su sentido.  Tenemos derecho a hablar de todo, Marcus, de todo lo que nos conmueve.  Y no existe nadie que pueda juzgarnos por eso.  Somos escritores porque hacemos diferente una cosa que todo el mundo a nuestro alrededor sabe hacer: escribir. Ahí reside nuestro ingenio”.

 


Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next