20140818153814-el-poeta-de-gaza.jpg

          Una interesante novela de intriga del abogado y escritor Yishai Sarid (Israel 1965). El protagonista es un agente de servicio de seguridad israelí, con una complicada vida personal,que haciéndose pasar por un aficionado a la escritura acude a las clases de Daphna una escritora israelí, militante por la paz. A través de ella quiere acercarse a un poeta palestino de Gaza, enfermo de cáncer, que es autorizado a ser tratado en Israel. Aunque, en realidad, el  objetivo de la misión es el hijo del poeta un  buscado terrorista. Se establecerá una especial relación de amistad entre el protagonista, Daphna y el poeta en la que todos se benefician pero que en algunos  momentos provocará un choque de  la misión con las emociones.

        A través de la historia  entraremos en el submundo del conflicto palestino-israelí. Escrita con un estilo ágil y a la vez pausado que retrata muy bien plácida y angustiosamente, tanto el ambiente exterior como el interior que vive el protagonista. Me ha gustado especialmente ese cierto escepticismo con el que se tratan los  personajes, pero que a la vez está impregnado de ternura. Una novela que se lee de un tirón. 

“-No hay nadie que no piense demasiado-dijo con determinación-. Lo embarcas en un crucero de dos semanas y te aseguro que la cabeza le explota de tanto pensar. Pensamos mucho más de lo que actuamos.

     No estaba de acuerdo. Hay gente que se mantiene  permanentemente ocupada para no tener que pensar.

     Se levantó a preparar café. En su cocina no había nada nuevo: los fogones eran viejos, el horno era como el de mi abuela en Renjovot, la nevera era una  Amcor de los años sesenta. Pero todo estaba limpio y la luz era suave, como si penetrara del exterior a través de un filtro.

-Seguro que tomas el café con leche-dijo-, pero no tengo.

-No, me reí. Lo tomo solo.

-No pareces un banquero-dijo, dándome la espalda.

-Hay algo en ti que no me encaja. ¿Cuánta azúcar quieres?”