Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2014.

La mirada de los ángeles

20140802214849-la-mirada-de-los-angeles.jpg

    Octava aventura ambientada en el pueblo sueco de Fjällbacka, escrita por Camila Läckberg (Suecia 1974) y en la que se repiten sus ya clásicos protagonistas: el policía Patrik Hedström y su mujer Erika Falck. En esta ocasión Ebba y Marten, tras morir su hijo pequeño se traslada a la isla de Valö para rehacer su vida. Se instalan en una casa en la que Ebba sufrió una tragedia treinta años antes: toda su familia desapareció y nunca se supo que ocurrió. Empiezan a ocurrir distintos acontecimientos en la casa que obligarán a la policía a investigar y a remover aquella tragedia que quedó dormida todos estos años.

    Como suele ser habitual, la autora trabaja con dos historias paralelas, que se distingue por la letra en cursiva. Una historia antigua y la narración actual, finalmente convergerán. A mi me gustan estas historias, los personajes ya son viejos conocidos y van evolucionando, sobre todo se ve en los niños cómo van creciendo. Los adultos se van perfilando en sus caracteres y aparte de la historia central, sabemos de algunas de sus historias personales. No ha sido de las historias que más me han gustado de la serie, sin embargo si uno es fans de ella, gustara el leerla.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Muerte en las islas

20140804220839-egr52744.jpg

          Tras ese buen sabor que me dejó la lectura de la primera novela del comisario Dupin, El misterio de Pont-Haven, no es extraño que esperara el siguiente episodio de sus aventuras, que desde luego no me ha decepcionado en absoluto. El autor, que firma con el seudónimo de Jean-Luc Bannalec, es Jörg Born es un editor alemán, nacido en 1966, traductor, crítico literario y escritor.

       En este caso, el comisario Dupin, parisino afincado en Bretaña, tiene que abandonar uno de sus imprescindibles café para acudir a las próximas y paradisíacas islas Glénan, que es donde se va a desarrollar toda la trama.  Tres cadáveres aparecen en la playa y lo que a primera vista parece un accidente consecuencia de una tormenta, empieza a complicarse a medida que avanza la investigación de Dupin y su equipo.  

           El comisario es un personaje peculiar, reflexivo y gruñón al mismo tiempo. El móvil es su gran instrumento de trabajo, con la inapreciable ayuda de su secretaria y las llamadas perdidas, que habitualmente no coge, del prefecto. Se desvive por un café y a pesar de tener una cierta nostalgia de la vida parisina, se le nota adaptado a una región, donde aunque no lleve muchos años, siempre se es un “recién llegado”. Una vez  más la novela además de que atrapa con su argumento y el retrato de sus personajes, despierta el atractivo hacia la geografía, la cultura y la historia de la Bretaña y en este caso concreto las islas Glénan, de las que nunca había oído hablar y de las que buscando información me he quedado asombrado por su peculiar belleza salvaje. Aparte del hecho geógrafico, la gastronomía es otro de los atractivos que desfilan por estas páginas. Escrita de una manera que hace fácil su lectura, no apagan las ganas de seguir leyendo las futuras historia de Dupin.

      “Así eran las cosas en la Bretaña. Debajo de lo cotidiano y natural actuaban fuerzas oscuras, y cualquier sitio tenía sus propias historias sobrenaturales. Aunque los bretones se reían de sí mismos (y Dupin no conocía ningún pueblo que se riera con tanta fuerza y desenvoltura de sí mismo), las risas enmudecían al instante cuando se contaban esas historias. Todo parecía muy real, estaba muy arraigado. Lo sobrenatural había sido la manera más normal de percibir el mundo durante milenios. ¿Acaso iban a cambiar las cosas ahora de repente, solo por estar en el sigloXXI?”.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...



El gato que venía del cielo

20140811071637-portada-gato-veni-cielo-grande.jpg

    Primera novela del escritor japonés Takashi Hiraide (Moji, 1950). Es una historia casi intemporal situada en un rincón de Japón, una casa y un jardín donde el tiempo transcurre lentamente, en la que vive una pareja lejos del ajetreo de Tokio. Escrita en primera persona, conoceremos poco sobre los personajes que aparecen. Apenas pinceladas para situarlos en el entorno. En la casa vive un matrimonio, que están allí alquilados y comparten jardín con otra casa principal. El gato de los vecinos comienza a aparecer de vez en cuando y se convierte en un personaje habitual, no sólo en la casa, sino en el interior de cada uno de los miembros de esa pareja.

Un libro fácil de leer, de unas 160 páginas y que en algún momento nos parece que estamos revoloteando sobre las letras como alguna de las libélulas que salen entre las páginas. No aconsejable para quien busque en esas páginas una apasionante aventura.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El poeta de Gaza

20140818153814-el-poeta-de-gaza.jpg

          Una interesante novela de intriga del abogado y escritor Yishai Sarid (Israel 1965). El protagonista es un agente de servicio de seguridad israelí, con una complicada vida personal,que haciéndose pasar por un aficionado a la escritura acude a las clases de Daphna una escritora israelí, militante por la paz. A través de ella quiere acercarse a un poeta palestino de Gaza, enfermo de cáncer, que es autorizado a ser tratado en Israel. Aunque, en realidad, el  objetivo de la misión es el hijo del poeta un  buscado terrorista. Se establecerá una especial relación de amistad entre el protagonista, Daphna y el poeta en la que todos se benefician pero que en algunos  momentos provocará un choque de  la misión con las emociones.

        A través de la historia  entraremos en el submundo del conflicto palestino-israelí. Escrita con un estilo ágil y a la vez pausado que retrata muy bien plácida y angustiosamente, tanto el ambiente exterior como el interior que vive el protagonista. Me ha gustado especialmente ese cierto escepticismo con el que se tratan los  personajes, pero que a la vez está impregnado de ternura. Una novela que se lee de un tirón. 

“-No hay nadie que no piense demasiado-dijo con determinación-. Lo embarcas en un crucero de dos semanas y te aseguro que la cabeza le explota de tanto pensar. Pensamos mucho más de lo que actuamos.

     No estaba de acuerdo. Hay gente que se mantiene  permanentemente ocupada para no tener que pensar.

     Se levantó a preparar café. En su cocina no había nada nuevo: los fogones eran viejos, el horno era como el de mi abuela en Renjovot, la nevera era una  Amcor de los años sesenta. Pero todo estaba limpio y la luz era suave, como si penetrara del exterior a través de un filtro.

-Seguro que tomas el café con leche-dijo-, pero no tengo.

-No, me reí. Lo tomo solo.

-No pareces un banquero-dijo, dándome la espalda.

-Hay algo en ti que no me encaja. ¿Cuánta azúcar quieres?”

No hay comentarios. Comentar. Más...

Arde París?

20140819073443-arde-paris.jpg

      El otro día cayó un artículo en mis manos en el que hacía referencia a que el próximo 25 de agosto se cumple el setenta aniversario de la liberación de Paris. En él se hacía referencia a este libro, cuyo título me sonaba pero que nunca había leído. Y cuya lectura me ha sorprendido gratamente.

      Días antes Hitler da la orden de que París debe resistir y, en caso de que no se pueda, París debe ser destruida. Con esas órdenes nombra a un nuevo gobernador responsable de la defensa de la ciudad: el general Dietrich Von Choltitz, que tomó el mando de los 20 mil hombres de la 325 División de Seguridad. La idea de los aliados comandados por el General norteamericano Eisenhower era que las tropas aliadas se dirigieran, dejando de lado París, hacia Berlín, pero la Resistencia francesa quiere echar cuanto antes a los alemanes y se rebelan contra ellos. Esta rebelión interior de los parisinos, ante el temor de una sangrienta represión por las fuerzas alemanas y la consiguiente destrucción de la ciudad, hace que De Gaulle ordene al general francés Leclerq, al mando de la segunda división, decida dirigirse con sus tropas para liberar París. Hacia París se dirige también la cuarta división de infantería norteamericana. Viviremos a través de las páginas el ansia de liberación de los parisinos y aquellas horas de explosión de felicidad en que, después de cuatro años, la bandera tricolor sustituía a la bandera nazi. El general De Gaulle será recibido como jefe del nuevo gobierno francés y un desfile al día siguiente celebrará una liberación, todavía no del todo conseguida.

      El título procede de la frase que dijo Hitler cuando se enteró que los aliados habían entrado en París: ¿Arde París?.  Tenía la esperanza de que se hubieran cumplido sus órdenes, que afortunadamente se desobedecieron, para haber volado los puentes y edificios principales de Paris.

     La historia a pesar del peculiar género literario, narración muy bien documentada de un hecho real, en la que tienen cabida decenas de personajes e historias, no pierde el interés en ningún momento. Fue publicada en 1964, veinte años después de la liberación y cuenta con la inestimable voz de muchos de los que participaron de aquellos días. Al final del libro hay un gran número de notas aclaratorias sobre los testimonios de muchos de esos protagonistas.

       Los autores son Dominique Lapierre (Francia 1931) y Larry Collins (EEUU 1929-2005) que se conocieron durante el servicio militar en el cuartel de las fuerzas aliadas de Europa y formaron una brillante alianza literaria con la publicación de varios exitosos libros. En 1966 se rodó una película francesa con este mismo título dirigida por René Clément, en la que participaron un buen numero de famosos actores como Jean Paul Belmondo, Kirk Douglas o Charles Boyer.

          Relacionado con este tema, es interesante reseñar que los primeros soldados de la división de general Leclerq que entraron en París, correspondían a La Nueve una compañía formada por soldados republicanos españoles. Sobre estos soldados españoles, injustamente olvidados por la historia, hay un interesante documental y se editó el pasado año un comic de Paco Roca: Los surcos del azar.

       En definitiva, un libro que vale la pena leerse para comprender la historia y que no se olvide, especialmente al cumplir año de esta efeméride.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Martyrium

20140820175624-martyrium.jpg

Segunda novela escrita por los autores Vicente Garrido y Nieves Abarca, que aunque tiene una historia en sí misma, yo aconsejaría leer después de la primera: Crímenes exquisitos. El relato tiene su origen, en gran parte, en lo sucedido en la primera novela.

En este libro la jueza Rebeca Palacios recibe un correo donde la avisan de que su hija, estudiante en Roma, ha sido secuestrada. Para que quede libre la jueza que es presidenta del tribunal, que va a juzgar a un perverso hombre de negocios gallego, debe conseguirle un veredicto de inocencia. Desesperada acude a su amiga la inspectora de policía Valentina Negro que se desplazará a Roma para intentar liberarla. Al mismo tiempo, en Roma ocurren una serie de asesinatos que recuerdan mucho a los habidos anteriormente en Galicia y Londres y que fueron investigados por dicha inspectora ayudada por el criminólogo Carlos Sanjuán. Éste es invitado por hermano de una de las víctimas del asesinato a ayudar a la policía en la investigación. Una vez más los caminos de la inspectora y el criminólogo volverán a cruzarse de la manera que menos podían ellos a llegar a pensar.

Novela con una acción trepidante. La acción cambiando continuamente de escenario, no da un respiro y recuerda mucho el ritmo de la novela anterior. Sin duda, de esas que se empieza y gusta que el día o la noche se alargue para no dejar de leer hasta el final.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sigfrido

20140829071506-sigfrido-2001-harry-mulisch-1.jpg

      Novela escrita por el reconocido escritor Harry Mulisch (Holanda, 1927). En ella se nos relata una historia metaliteraria en la que juega con la historia y lo que pudo ser. El protagonista es un escritor Rudolf Herter y que tiene algunos paralelismos con el autor. Es un escritor famoso que va a realizar un viaje para dar una serie de conferencias. En este viaje conoce al matrimonio Falk, una pareja de ancianos que le revelan algo asombroso: Hitler tuvo un hijo, llamado Sigfrido, con Eva Braun. Todo esto le sirve al autor para acercarse a este siniestro personaje del siglo XX, tanto en clave literaria como filosófica. Esta parte filosófica es la que más me ha costado leer. 

     Apoyado en hechos históricos va surgiendo un relato de estilo ágil e imaginativo, que en muchos momentos se convierte en una novela de misterio que invita a seguir avanzando con avidez.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La última mirada

20140831183149-adios-playero.jpg

      Ella se detiene mirando frente al mar. Su última mirada en mucho tiempo, antes de recoger con pereza la silla de playa y doblarla en esa postura en la que se llevará meses, arrumbada en un rincón polvoriento del garaje. Deja su vista reposar sobre la superficie, por encima de ese oleaje leve que hoy parece despedirla. Su piel desnuda, sólo la cubre una leve tela, se deja acariciar por la brisa de este último día de vacaciones y nota como sus poros se abren, intentando absorber esa multitud de sensaciones vividas, que, mezcladas en desorden en los surcos de la memoria,ya forman parte del pasado reciente. Viene a su cabeza, la ingravidez vivida sobre las olas, la contemplación de las estrellas fugaces en las noches de agosto, el silencio reiterativo del despertador, sus despertares con el sol entrando por la ventana, los paseos al atardecer frente a un cielo de mil colores, los mil sabores del chiringuito y sobre todo esos retazos de vida que nunca han de volver.

      Aprieta los párpados, como queriendo retener todo esto, y cuando los abre sus pestañas se han humedecido, no sabe si por la nostalgia o por ese apretón de sus párpados. Se gira de pronto. No, no quiere despedirse y lentamente, hoyando la arena con sus pies descalzos, inicia su regreso hacia el paseo marítimo, hacia el hotel, hacia su vida de todos los días. A partir de ahora la cotidianeidad con sus tonos, habitualmente grises, se encargará de recordarle que la verdadera vida no es la de las vacaciones. 

       Mientras se aleja ella sonríe, no falta tanto tiempo para volver aquí y envolverse con ese vestido de olas azules, que tan bien le sienta.. A lo lejos, con un rumor cada vez más lejano, el sonido de las olas parece darle la razón.

 


Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next