Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2014.

El hombre de la máscara de espejos

20141105200955-16337g.jpg

No es extraño que, cuando leemos y nos empapamos de ese mundo tan especial y único de la literatura, muchas de nuestras sensaciones afloren y emerjan de una manera especial. ¿Porque quién no se ha sentido protagonista de aventuras de piratas, ha quedado rendido por alguna historia romántica o ha participado en la investigación de un complejo crimen?  Todo ello hace que se desarrolle una empatía especial, entre el lector y el relato, que se une a la fantasía, creando una mezcla sumamente grata para los que nos apasionamos con la palabra escrita.

Me gustan los libros gruesos, en los que el protagonista se va retratando poco a poco hasta que logra ¿por qué no? hasta enamorarnos. Y más cuando son una serie de libros con el mismo personaje y que, tras unos meses o años sin saber de él, volvemos a tenerlo entre las manos y nos reencontramos con él como un viejo amigo. Me ha pasado ahora con la inspectora Valentina Negro, ese personaje creado por los dos escritores Nieves Abarca y Vicente Garrido, y del que acabo de leer su última novela, ya la tercera de la serie: “El hombre de la máscara de espejos”.

Como siempre que se empieza con un autor, en este caso dos a la vez, nos acercamos libres de prejuicios, ni buenos ni malos, con esa expectación de “ a ver lo que nos cuenta”.  Ya ese primero, Crímenes exquisitos, me sedujo el personaje. Esa inspectora de hermosos ojos grises, atractiva por dentro y por fuera y capaz de resolver casos complejos e intrincados. Me encantó el segundo, Martyrium. Y éste tercero, sin duda, me ha vuelto a envolver y a apasionar con las turbulentas aventuras que narra.

Volvemos a nuestros protagonistas Sanjuan y Valentina Negro. En esta ocasión la inspectora detiene a un peligroso asesino, pero se propasa en la detención e investigada por Asuntos Internos, es retirada de la circulación y la destinan a investigar un caso "menor" de la desaparición de una joven. Nadie imagina que detrás de esa desaparición se esconde una peligrosa banda criminal que se dedica a secuestrar jóvenes para rodar películas snuff, con asesinatos reales. Una acción trepidante hace que nuestros protagonistas vivan grandes peligros.

Me quedo con las ganas de leer una nueva aventura de tan intrépida inspectora.

"Valentina es una luchadora nata, desde pequeña, ya sabes...siempre al lado de los débiles; nunca se arredra ante nadie, aunque por dentro este muerta de miedo, y créeme -sonrió- muchas veces lo está. En fin, para mí toda esta actividad frenética le ha venido bien para no estar obsesionada con la denuncia y su futuro; la ha ayudado a reunir lo mejor que le quedaba de sí misma para poder hacer su trabajo".


Pastel de pescado

20141109202210-2014-11-09-12.04.41-resized-1.jpg

    Hace mucho tiempo que no publicaba aquí una receta. Hoy voy a poner la receta de un pastel de pescado. Es muy fácil de hacer, en poco más de tres cuartos de hora y el resultado es apetitoso.

Ingredientes:

5 latas de atún pequeñas o más o menos el equivalente en grandes

4 cucharadas de leche

4 huevos

4 cucharadas de miga de pan (del dia anterior mejor, esta más seco y empapa muy bien la leche)

4 cucharadas de tomate

sal

Procedimiento:

Se hace la salsa de tomate dejándola espesa, se echa la miga de pan mojada en leche y escurrida (bien empapuzada en leche para que quede jugoso). Se desmenuza el atún y se mezcla. A continuación se agregan las yemas y la sal. Las claras se baten y se añaden. En cuanto a las claras se baten a punto de nieve y se añaden mezclándolas sin remover demasiado (no es necesario hacerlo, se puede batir todo con los huevos enteros, pero así queda más espumoso y más rico). Se mezcla todo y se vierte en un molde de horno y se pone al baño María sobre otro recipiente mayor con algo de agua, dentro del horno aproximadamente ½ hora hasta que esté cuajado a unos 200 grados. Para comprobar que está hecho se pincha con un tenedor y se comprueba que sale seco.

Dejar 10 minutos antes de desmoldar.

Bañar con mayonesa y servir frio.

Queda más rico de un día para otro.

NOTA: la cantidad de atún y de tomate es variable en función del gusto. También el tiempo de batido depende de la textura deseada.


Cosmétique de l'ennemi

20141113211030-cosmetique.jpg

   Nuevo libro leído y comentado para le Cercle de français, en este caso un libro de la prolífica escritora Amélie Nothomb, escritora belga de lengua francesa (n. 1966), de la que ya hemos leído algún otro de sus libros. Desde 1992 suele publicar un libro cada año.

   En este caso la narración se desarrolla en el aeropuerto de Barcelona, aunque podría hacerlo en cualquier otro lugar. Un avión que se retrasa origina la espera de un pasajero, Jérôme Angust, a quien se le acerca otro, Textor Texel con ganas de hablar. Jérôme intenta evitar la conversación, pero no tarda en darse cuenta de que no tiene nada que hacer contra la verborrea de su extraño interlocutor. Éste comienza a narrarle historias extrañas de su vida, que incluyen una violación en un cementerio y un asesinato. Jérôme acaba, a su pesar, cada vez más enredado con aquella conversación de la que no tiene forma de escapar. La historia en un determinado momento da un vuelco de 180º, que me permite encajar las piezas de todo lo leído.

     Es un libro distraído, con un personaje el de Textor, terriblemente "bizarre" y que logra poner nervioso al lector. Escrito en forma de diálogo, sin acompañamientos de quien lo dice, exige un esfuerzo para, en determinados momentos, saber quién habla. Sin embargo el estilo es ágil y fácil de leer. El libro se publicó en 2001 y en 2005 se representó en teatro, lo cual no me resulta extraño, porque el peso de toda la narración se va a desarrollar en una misma escena. Es interesante la profundización que va desarrollando la autora en el interior del personaje y la forma como la realiza.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Vestido de novia

20141120214556-vestido-de-novia.jpg

     Primer libro que leo del escritor francés Pierre Lemaitre (París, 1951). Un escritor y guionista muy conocido en Francia, especialmente por sus novelas policíacas, pero en España se ha dado a conocer a partir de la novela "Nos vemos allá arriba", premio Goncourt en 2013 y que tengo todavía pendiente de leer.

      Esta novela es absolutamente absorbente, un relato que, a medida que va avanzando, llega a convertirse en agobiante. Nos habla de la historia de Sophie Duguet, una joven que cuida a un niño y que aparece muerto, estando a solas con ella en la casa. Sophie no recuerda nada, su vida se ha convertido en una ausencia intermitente de recuerdos y de tragedias y pasa a convertirse en una fugitiva de la justicia.

        El libro tiene como tres partes, la primera nos habla de Sophie, en la segunda aparece un segundo personaje y una tercera en el que encuentro de los personajes  es capaz de crear la máxima tensión en el lector. Se alterna la narración en tercera persona con la narración en primera persona y llega un momento en que una vuelta de tuerca de la historia sorprende muchp y la dota de una gran originalidad. Las frases son cortas y eso imprime al relato una gran agilidad.  

          Es difícil en la literatura encontrar un personaje tan odioso como el que aparece retratado en este libro. No se puede contar más, sino que es difícil que a medida que se va leyendo no quedar atrapado por la hábil escritura de Lemaitre. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

El intenso calor de la luna

20141126214045-calor.jpg

     Primer libro que he leído de Gioconda Belli y he quedado con ganas de que no sea el último.  Gioconda es una poeta y novelista nicaragüense nacida en Managua en 1948.

     El personaje principal es Emma, una mujer de cuarenta y ocho años, casada con un médico, ambas cosas nos recuerdan a la más famosa Emma, la de Flaubert.  Emma, deja de tener la regla, una regla que era totalmente regular y esa entrada en la menopausia le va a suponer un gran choque como si con ella perdiera gran parte de su femineidad. Su ginecóloga se encargará de cambiarle esa idea:

    “Pero para mí lo más importante no es quitarte los calores, sino hacer que te des cuenta de que éste es un tránsito hacia vos misma, hacia una persona que existe fuera de esos esquemas heredados de lo que es la feminidad. Ésta es tu hora de ser más mujer, de ser sólo mujer, enteramente mujer, de ser para vos misma y descubrir que tu poder no reside en bailar la danza del apareamiento, ni en tener las plumas más vistosas. Tu poder no depende de la sexualidad; disfruta de ella, pero no reside allí. ¿Sabes cuál es nuestro capital, nuestra mina de diamantes? El amor. No te estoy hablando en términos románticos. Lo que las mujeres poseemos en abundancia es una innata capacidad de dar y recibir amor. Practicar eso es lo que nos da poder porque los hombres necesitan ese intercambio. Lo que pasa es que ellos han puesto los términos de quiénes deben beneficiarse y qué marco debe realizarse ese amor. La mujer que ocupa ese poder para sí misma es sospechosa, porque el amor aceptado, requerido, de la mujer es el amor de la autonegación, del sacrificio, el amor que cede y no pide nada para sí. Aunque hemos avanzado mucho en el campo del trabajo, el campo del amor interpersonal sigue siendo regido por esos patrones. Unas veces el patrón es más flexible, más sofisticado, pero amar demasiado –hasta hay libros sobre eso- es una tendencia femenina.”

     Sumida en sus pensamientos, mientras conducía su coche por un barrio pobre de Managua, atropella a un ebanista diez años más joven que ella. Se preocupa de él y va a visitarle al hospital y en seguida se da cuenta, que “algo” que ella llevaba dentro, aparentemente dormido, despierta con fiereza ante la presencia del ebanista. Sus personajes no tienen matices complejos y son predecibles: el guapísimo ebanista, el marido médico que tras tantos años de matrimonio ha perdido la sensibilidad y su mujer se le ha invisibilizado, su amiga liberada, sus hijos, la mayor con 22 años ya independizada y con buen trabajo..

     Toda la historia es un canto a ese paso, de entrada en la menopausia, de Emma. En cierto sentido esperanzador, la mujer no acaba ahí, sino, al revés, recupera cosas de sí misma que parecían haber perdido valor…y en el caso de Emma de qué manera recupera esa pasión dormida!

     Quizás no sea un libro de la llamada gran literatura pero el estilo de Gioconda Belli, es sensual. La narración atrapa y distrae y eso, muchas veces, es lo que se busca en una lectura. Sin duda, un libro muy agradable de leer.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next