20150614154113-buscame-donde-nacen-los-dragos-194x300.jpg

     El motivo que elijo para abrir las páginas de un libro y empezar a leer, no siempre es el mismo. A veces es por un regalo, otra por una crítica que leemos, en fin otras por el boca a boca de alguien que nos lo aconseja o como en el caso de éste por un motivo totalmente distinto.  Me ha gustado ese título evocador del libro y en el que aparece el drago, un árbol que conozco bien. Este árbol tan característico de Canarias, es bien conocido en Cádiz capital, hasta hace poco había un par de dragos centenarios que desgraciadamente han fallecido y una de las mayores colonias de dragos que hay en España, me enteré en una visita guiada que se encuentra en los jardines de lo que actualmente es el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

    Marina es una periodista madrileña que marcha a la isla de Tenerife, tras una ruptura amorosa, alojándose en un complejo rural. Cuando el dueño del complejo le enseña una calavera encontrada cuarenta años antes en una excavaciones junto a un esqueleto de una mujer y sus hijos, que son restos guanches, ella con la ayuda de unos amigos que conoce allí, empieza a investigar la historia de esta mujer que le llevará a lugares insospechados. 

      La autora,Emma Lira, es una madrileña nacida en 1971.

       La historia nos acerca a la historia de los guanches, los primeros pobladores canarios, y la situación personal y amorosa de Marina. A mí hay cosas que me han gustado más que otras, pero no ha sido una novela que me haya atrapado.