20160723151503-donde-los-escorpiones-lorenzo-silva.jpg

      Los seguidores de esta entretenida saga de la pareja de guardias civiles Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, siempre agradecemos la llegada de un nuevo episodio de sus aventuras. En este caso, en el noveno libro de sus aventuras nuestros protagonistas deberán salir de nuestras fronteras a investigar el asesinato de un militar español en una base del ejército español en Afganistán. La víctima, en trámites de separación, ha sido asesinada por una instrumento de labranza local. La investigación a tantos kilómetros de España tiene unas connotaciones que la hacen originales y deberán descubrir si el asesino ha sido alguien de dentro o de fuera de la base.

     Me gusta el tono, cercano y no exento de un cierto sentido del humor,  en que está escrito en primera persona por Bevilacqua y ver como los personajes van "madurando" en sus circunstancias y opiniones a lo largo de los años. En esta novela, al contrario que en otras anteriores, he echado de menos más profundización en los personajes, pero creo que ello se compensa con la manera de mostrarnos el contexto en que se desarrolla una misión español en el extranjero. Sus palabras nos muestran una fotografía cercana del ambiente de la base y de algunas de las ocurrencias de sus moradores. Sin duda un libro que me ha gustado.

"Quienes somos tú o yo para juzgar lo que son y lo que hacen los que han tenido que vivir y salir adelante ahí, donde los escorpiones, adonde fueron a parar por su torpeza o porque alguien los envió, porque no lo pensaron bien ellos o no lo pensaron bien otros.Qué sabemso podemos saber de cómo se decide o se deja de decidir cuando tienes rota o desencajada la máquina de tomar decisiones."