Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Libros en francés.

Cosmétique de l'ennemi

20141113211030-cosmetique.jpg

   Nuevo libro leído y comentado para le Cercle de français, en este caso un libro de la prolífica escritora Amélie Nothomb, escritora belga de lengua francesa (n. 1966), de la que ya hemos leído algún otro de sus libros. Desde 1992 suele publicar un libro cada año.

   En este caso la narración se desarrolla en el aeropuerto de Barcelona, aunque podría hacerlo en cualquier otro lugar. Un avión que se retrasa origina la espera de un pasajero, Jérôme Angust, a quien se le acerca otro, Textor Texel con ganas de hablar. Jérôme intenta evitar la conversación, pero no tarda en darse cuenta de que no tiene nada que hacer contra la verborrea de su extraño interlocutor. Éste comienza a narrarle historias extrañas de su vida, que incluyen una violación en un cementerio y un asesinato. Jérôme acaba, a su pesar, cada vez más enredado con aquella conversación de la que no tiene forma de escapar. La historia en un determinado momento da un vuelco de 180º, que me permite encajar las piezas de todo lo leído.

     Es un libro distraído, con un personaje el de Textor, terriblemente "bizarre" y que logra poner nervioso al lector. Escrito en forma de diálogo, sin acompañamientos de quien lo dice, exige un esfuerzo para, en determinados momentos, saber quién habla. Sin embargo el estilo es ágil y fácil de leer. El libro se publicó en 2001 y en 2005 se representó en teatro, lo cual no me resulta extraño, porque el peso de toda la narración se va a desarrollar en una misma escena. Es interesante la profundización que va desarrollando la autora en el interior del personaje y la forma como la realiza.

No hay comentarios. Comentar. Más...

L'adversaire

20140614144614-ladversaire.jpg

Este es el libro que nos ha tocado leer en el mes de junio. El autor es Emmanuel Carrère, escritor, guionista y realizador francés, nacido en París en 1957. 

El 9 de enero de 1993 un médico, Jean-Claude Romand, asesina a su esposa,sus hijos y a sus padres e intentó suicidarse prendiendo fuego a su casa. Así comienza una macabra historia, pero que es un hecho totalmente real, sobre el que el escritor ha ido investigando y hablando con sus protagonistas, y que ha dado como resultado este relato.

En la investigación posterior en que se va conociendo la historia del protagonista se cumple eso de que la realidad supera a la ficción. Jean-Claude, contra todo lo que el mundo creía, no era médico. Toda su vida se cimentaba en una gran mentira que había ido desarrollando, increíblemente, durante veinte años. Nunca terminó aquella carrera, ni trabajaba donde decía. Una vida que tenía poco de real, pero de la que ni sus amigos ni familiares tuvieron nunca ninguna duda. Un personaje peculiar para poder vivir una historia así, en medio de un secreto que nunca reveló a nadie, pero un día este secreto estuvo a punto de estallarle entre los dedos.

Es una historia que además se ha llevado a la música por el grupo musical Morgan que tiene una canción dedicada a este caso y al cine, hay una película francesa con el mismo título y protagonizada por Daniel Auteil.

"Donc, a souligné la présidente, vous ne pensiez pas seulement à vous suicider. Vous viviez avec votre épouse et vos enfants en pensant que vous allez le tuer.

-Cette idée est apparue...mais elle était aussitôt masquée pas d’autres faux projets, d’autre fausses idées. C’était comme si elle n’existait pas... Je faisais comme si...Je nie disais que je faisais autre chose, que c´était pour une autre raison, et en même temps j’achetais les balles qui allaient traverser le coeur de mes enfants...".

(Pues, subrayó la presidenta, usted no sólo pensaba en suicidarse. Vivía con su esposa y sus hijos pensando en matarlos.

-Esta idea apareció...pero enseguida se enmascaró con otros falsos proyectos, con otras falsas ideas. Era como si no existiera... Yo la negaba como si hiciera otra cosa, que era por otra razón, y al mismo tiempo compraba las balas que iban a atravesar el corazón de mis hijos...).


Faire l'amour

20140518144256-faire-l-amour-toussaint.jpg

Esto de tener que comentar un libro en el Círculo de Lectura de francés, me "obliga" a leer con la añadida dificultad de leer en un idioma que no es el habitual. Tiene la ventaja que esta insistencia, hace que con el tiempo la lectura de escritos en lengua francesa me resulte más fluida. 

En este caso se trata de "Faire l’amour", novela escrita por el escritor y cineasta belga de lengua francesa Jean-Philippe Toussaint, nacido en Bruselas en 1957. Nos narra la historia de una pareja que viaja a Tokyo, donde ella va a montar una exposición y él la acompaña. El protagonista nos narra su ruptura amorosa en primera persona, en este viaje enmarcado, en muchos párrafos, con el paisaje nocturno de la capital. Una escritura primorosa y cuidada, que hace que la lectura se haga muy agradable. La historia me ha gustado menos. Hay un frasco de ácido clorhídrico, que protagoniza insistentemente, a modo de peculiar recurso literario muchas de las líneas.

"Le lendemain, je me réveillai dans une maison silencieuse. J´étais couché sur un futon au milieu d’une pièce vide et inconnue aux couleurs naturelles et passées, paille et rix, et je respirais difficilement, mon rhume semblait avoir gagnés le front et s’être propagé au sinus. Il faisait glacial et humide dans la pièce, et je ne me levai pas tout de suite".

(Al día siguiente, me desperté en una casa silenciosa. Me encontraba acostado sobre un futón en medio de una habitación vacía y desconocida con colores naturales y pasados, paja y rix, y respiraba con dificultad, mi resfriado había llegado a la frente y se propagaba hacia la nariz. Hacía frío y humedad en la habitación y no me levanté en seguida).

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un soir au club

20140419153743-gailly.gif

     Esta novela, escrita en 2002, es la que nos tocó leer para el grupo de lectura de francés. Escrita por Christian Gailly (1943-2013). Gailly es un autor francés nacido en París. Ejerció distintos oficios, abrió gabinete de sicología e incluso tocó como saxofonista de jazz.En torno al mundo del jazz, que tan bien conocía, va esta novela. 

       El protagonista es Simon Nardis un bebedor desintoxicado del alcohol desde hace varios años, tras realizar un trabajo entra en un club de jazz. Y el ambiente y la  música despiertan el genio dormido de aquel pianista de jazz famoso, que abandonó su carrera por razones de salud. Aquel despertar, casi violento, hace que algo gordo se remueva en su interior, y hasta el amor que tiene a su mujer comienza a flaquear al conocer a una joven cantante, Debbie.  Una historia de amor junto a las olas del mar, una esposa que no se resigna a perderlo y esos cimientos que se resquebrajan siempre que alguien decide sustituir lo que uno es por lo que uno desea ser.

        Una historia, breve, fácil de leer y dotada de un cierto ritmo musical. Muy original la figura del narrador que nos cuenta la historia. En el año 2009 fue llevada al cine por el director Jean Achache. 

"Elle ne connaissait pas Simon. Ou plutôt si, comme beaucoup l’avaiet aperçu, entendu, un soir, comme ça. Debbie ne l’avait vu qu’une fois. Elle n’était encore qu’une toute jeune fille qui étudiait la musique à l’université. Elle parcourait l’Europe, pendant ses vacances".

(Ella no conocía a Simón. O más bien sí, como mucho lo había visto, oído,, una tarde, como ésta. Debbie sólo la había visto una vez. Ella sólo era entonces una joven que estudiaba música en la universidad y que recorría Europa durante sus vacaciones).

No hay comentarios. Comentar. Más...

Les heures souterraines

20130311193827-les-heures-souterraines.gif

    Novela de la escritora francesa Delphine de Vigan, nacida en 1966. Nos hace un retrato hábil de las historias amargas de dos personajes. Mathilde ocupa un puesto directivo en una empresa de marketing, viuda y con tres hijos, de pronto su universo laboral se tambalea y con ello toda su vida. El día a día se le hace más difícil como consecuencia de la actitud de su jefe Jacques, que no acaba de entender. Thibault es médico y se desplaza por distintos lugares de Paris atendiendo a sus pacientes. Está perdidamente enamorado de una mujer que le da la espalda. Recorrimos las jornadas cotidianas de estos dos personajes, independientemente, sólo en algún momento estas historias se rozan levemente. Atrapados en sus vidas y en medio de la gran ciudad, son historias grises y en ocasiones hasta desesperadas, las que nos transmite de una manera descriptiva la autora. Poco lugar para la esperanza se nos comunica y en muchos momentos el vivir se convierte más bien en un duro sobrevivir.  He disfrutado con el trasncurrir de la lectura, pero me hubiese gustado disfrutar también con el final, cosa que no he hecho.

  "Elle rêve parfois d’un homme à qui elle demanderait : est-ce que tu peux m’aimer ? Avec toute sa vie fatiguée derrière elle, sa force et sa fragilité. Un homme qui connaîtrait le vertige, la peur et la joie. Qui n’aurait pas peur des larmes derrière son sourire, ni de son rire dans les larmes. Un homme qui saurait.

  Mais le gens désespérés ne se rencontrent pas. Ou peut-être au cinéma. Dans la vraie vie, ils se croisent, s’effleurent, se percutent. Et souvent se repoussent, comme les pôles identiques de deux aimants. Il y a longtemps qu’elle le sait."

     (A veces ella sueña con un hombre a que le solicitaría: puedes amarme ?  Con toda su vida cansada detrás de ella, su fuerza y su fragilidad.  Un hombre que conociera el vértigo, el miedo y la alegría. Que no tuviera miedo de las lágrimas detrás de su sonrisa ni de su risa en las lágrimas. Un hombre que supiera.

       Pero la gente desesperada no se encuentra. O quizás en el cine. En la vida real, se cruzan, se rozan, se chocan. Y a menudo se repelen como los polos idénticos de dos imanes. Hace mucho tiempo que ella lo sabe.)


L'étranger

20121125134212-montage-l-etranger.jpg

     Primera novela publicada por el escritor francés Albert Camus (1913-1960). En 1957 se le concedió el premio Nobel de Literatura por "el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy". Nacido de una familia de colonos franceses en Argel, donde realizó sus primeros estudios a los que siempre estuvo agradecido. De hecho es conocida la anécdota de dedicar su discurso del premio Nobel a uno de aquellos profesores que tuvo.

      Había escuchado el título de esta novela, pero una reseña que leí el otro día fue la que me animó a leerla en francés. El comienzo del relato, sin duda, llama la atención:

Aujourd’hui, maman es morte. Ou peut-être hier, je ne sais pas. J’ai reçu un télégramme de l’asile: "Mère décédée. Enterrement demain. Sentiments distingués". Cela ne veut rien dire. C’était peut-être hier. (Hoy mamá ha muerto. O quizás ayer, no lo sé. He recibido un telegrama del asilo: "Madre fallecida. Mañana entierro. Sentimientos distinguidos".  Eso no quiere decir nada. Tal vez fue ayer).

    Un estilo de frases cortas, casi de telegrama, escrito en frases cortas y en primera persona por el protagonista, el señor Merseault. Se nos presenta como un hombre apático, carente de emociones, como el dolor ante la muerte de su madre o ante la cercanía de su propia muerte. Se mueve en un mundo, como otra persona más, sin embargo parece que camina en él de puntillas. Incluso al amor o la amistad son cosas a las que no le da importancia. Me ha resultado interesante enfrentarme con este texto de Camus, que se lee bien y hace pensar en el agobio de que debe ser el encontrarse sumido en un absurdo existencial.

       Esta novela fue llevada al cine en 1967 por el director de cine italiano Luchino Visconti.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La délicatesse

20120811190921-la-delicatesse.jpg

     A veces el no haber podido  ver una película, aquí son habituales y reiterativas las películas infantiles y las de superhéroes, como ha sido el reciente estreno de "La délicatesse" me ha llevado a buscar el libro. En esta ocasión lo encontré su versión original francesa y tengo que decir que he disfrutado leyéndolo. 

     El autor de la novela es David Foenkinos, que dirige película junto con su hermano. Nos narra la historia de Nathalie a quien su historia de amor con su marido François es truncada por un accidente. Es tan fuerte el golpe, que le cuesta recuperar su vida. Ella vuelve a su trabajo en una empresa de capital sueco, donde su jefe Charles, un hombre casado, siempre ha estado enamorado de ella y sigue sin perder las esperanzas. Pero un día, sin saber cómo, algo sorpresivo ocurre en su despacho con Markus un compañero de trabajo natural de Suecia. A partir de entonces una extraña y tierna historia de amor se desarrolla entre ellos y, no saben muy bien por qué, ya no serán los mismos a los ojos de sus compañeros.

        Una historia original, de dudas, amor y ternura. Estilo muy original  el de David Foenkinos que en algunos capítulos se sale de la historia para hacer referencias acertadas o aclaraciones a algunos de los sucesos o reflexiones de los protagonistas. Como cuando hay una reflexión sobre el arte que nunca se creará cuando muere un artista y nos cita cinco posibles obra que John Lennon hubiera escrito en años posteriores a  1980 si no hubiera muerto en ese año. Me he quedado con ganas de ver la película.

"C’est alors que Nathalie se mit à pleurer. À pleurer vraiment. Les larmes de cette souffrance retenue face à son père. Elle ne savait pas pourquoi mais elle ne s’était jamais laissée aller devant lui. Peut-être parce qu’elle était fille unique? Peut-être parce qu’elle devait jouer aussi le rôle du garçon? De celui qui ne pleure pas. Mais elle était une petite fille, une enfant, qui avait perdu son mari. Alors, après tout ce temps, dans l’ambiance évaporée du Pez, elle se mit a pleurer dans les bras de son père. À se laisse dériver dans l’espoir de la consolation."

(Fue entonces cuando Nathalie se puso a llorar. A llorar con ganas. Las lágrimas de este sufrimiento retenido frente a su padre. Ella no sabía la razón, pero nunca se había dejado ir delante de él. Quizás porque era hija única? Quizás porque ella tenía que jugar también el papel de muchacho? De los que no lloran. Pero ella era una jovencita, una niña, que había perdido a su marido. Entonces, después de todo este tiempo en el evaporado ambiente del Pez, ella se puso a llorar en brazos de su padre. Y se dejó llevar a la espera de consuelo).

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un aller simple

20120612213247-un-aller-simple.jpg

     Otro libro en francés, empiezo a disfrutar con este idioma, porque aunque no entienda, a veces, todas las palabras, voy entendiendo los contextos sin necesidad de diccionario, lo que antes era un verdadero rollo cuando tenía que acudir continuamente a él. En esta ocasión el título original es "Un aller simple" (Un viaje de ida), del escritor francés Didier Van Cauwelaert, con la que consiguió en 1994 el premio Goncourt. 

Nos narra la historia de Aziz, un niño francés que superviviente de un accidente de tráfico es recogido por unos gitanos rumanos, vive en las afueras de Marsella y se hace experto en el robo de radios de coches. Los únicos papeles que tiene son los más baratos que pueden conseguir allí: los de ciudadano marroquí. Detenido por la policía, acaba incluido en una gran campaña publicitaria en que se le quiere reintegrar a su país de "origen". En este viaje le acompañará Schneider un funcionario francés que se está separando de su mujer y Valérie una guía francesa harta de turistas horteras. Los tres irán a la búsqueda de ese pueblo ficticio, en el interior de Marruecos, en el que Aziz teóricamente vivió. 

         Un viaje inciático hacia  no se sabe dónde, donde todos cambiarán. Narrado a veces por Aziz, con un cierto tono jocoso y otras veces redactado de manera más seria a través de las observaciones de Schneider. Un libro que es fácil de leer y quizás en los comienzos crea más expectativas de las que cumple al final. Eso sí, he encontrado algunas frases que me han parecido sumamente geniales.

"-Tu sais Valérie...

-Oui?

 Le nez au creux de son épaule, j´ai arrêté mes pensées dans son odeur.

-Rien.

Elle a répondu, en serrant doucement mon poignet contre elle:

-Te raconte pas d’histoires."

"-Sabes Valérie.

-Sí.

La nariz en el hueco de sus espaldas, detuve mis pensamientos en su olor.

Ella contestó, apretando suavemente mi muñeca contra ella:

-No te cuento historias".

No hay comentarios. Comentar. Más...

Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next