20090307133750-cimg2537.jpg

      Acabo de terminar esta novela y he recordado cuando en el pasado mes de diciembre, en un día en que la lluvia caía a semejanza de una catarata y el viento tronchaba los paraguas, en una bodega de gruesos muros y aroma a manzanilla, asistí a la presentación del libro.

     El escritor sanluqueño, Félix J. Palma, conocido sobre todo como autor de relatos, con "El mapa del tiempo", su tercera novela y último premio de novela del Ateneo de Sevilla, se sumerge en la atmósfera de la Inglaterra victoriana a finales del siglo XIX, con una interesante trama. Dibuja una variada galería de personajes, unos reales y otros ficticios que atraviesan sus páginas como Jack el Destripador, el hombre elefante o escritores de la época. Destaca como personaje H.G. Wells autor de "La máquina del tiempo" y que tras su relectura dice el autor que surgió esta obra voluminosa de casi setecientas páginas.

     Un libro que le ha obligado a documentarse sobre la época y a modificar, nos dice, su prosa habitual. Es una historia de aventuras, de detectives y en la que no faltan historias de amor y rasgos de humor. En ella aparecen viajes reales y ficticios en el tiempo, aunque trata más sobre los universos paralelos que sobre los viajes temporales. Según su autor: "creo que la gran ventaja de El mapa del tiempo es que puede gustar a los amantes del género fantástico y al público que nunca se acercará a ese estilo por igual".