20100612122832-la-estrategia-del-agua.jpg

    Este es el sexto libro de esa atípica pareja de guardia civiles, Bevilacqua y Chamorro, creados por la imaginación del escritor Lorenzo Silva. Ya han ascendido, desde sus primeras aventuras, el primero a brigada y la segunda a sargento y, esta vez, tendrán que afrontar la investigación del asesinato de Oscar Santacruz con dos tiros en la nuca. Y lo que podría parecer, dados los antecedentes policiales de la víctima, un caso de ajuste de cuentas, resulta no ser tan sencillo. Contarán con la ayuda de un nuevo miembro en su equipo el guardia Juan Arnau y el apoyo inestimable de la juez que lleva el caso.

    Como en las anteriores novelas, narrada en primera persona por Bevilacqua en la que va desbrozando la investigación y esas inquietudes de toda índole que, como hombre cuarentón, le acompañan en su día a día. Una novela que sin duda gustará a los que somos seguidores de esta distraída saga.

    "Y no porque no me gustara su carácter, ni porque a sus treinta y cuatro años Chamorro hubiera dejado de ser una mujer atractiva. De hecho, el tiempo le había sentado bien, y salía ganando frente a la veinteañera insegura que era cuando la conocí. Aunque fuera siempre con la cara lavada y no hiciera nada para combatir las arrugas de expresión. Aunque llevara esa media melena de corte funcional. Viéndola, uno se preguntaba cuándo aprenderían tantas tontainas que las pinturas de guerra, la peluquería y las inyecciones de bótox son un arma mucho menos eficaz, en la escaramuza amorosa, que la serena conformidad consigo misma de una mujer contenta de serlo con todos sus avatares, incluido el paso del tiempo".