20060714160415-comanches.jpg

        En aquella tribu comanche había dos miembros sumamente respetados debido a su capacidad visual. Nube Blanca era capaz de distinguir un lince a cinco kilómetros y Topo Alado que era ciego pero cuando miraba hacia dentro de sí veía cosas imposibles de otear para cualquier otro. De Nube Blanca se decía que dicha habilidad le había salvado varias veces la vida. De Topo Alado que su capacidad de mirarse interiormente sólo se la había salvado una vez, pero ésta había sido para siempre.