20080417224906-cimg1529.jpg

      Ayer viendo una exposición vi este extraño artilugio, que fotografié, llamado cine Nic y que no dejó de traerme viejos recuerdos de hace unos cuarenta años. El cine Nic es un invento español que data de 1931, el que había en mi casa era exactamente igual que ese, de color verde. El funcionamiento era muy simple, una lente que incidía sobre una película (una cinta de papel) en la que había dos dibujos distintos, y dos agujeros que eran tapados con un obturador alternativamente a través de los cuales se proyectaban en la pared, dando una sensación primitiva de movimiento.

      La cinta de papel en la que iba la película, se guardaba en esa caja negra y blanca de la foto, se enganchaba en un extremo del proyector y mediante una manivela se iba desenrollando paulatinamante hacia el otro lado. Las películas actuales, sin duda tienen una calidad infinitamente mayor a aquellas imágenes proyectadas. Hoy se ven pulsando simplemente el botón del play, en aquel entonces era toda una aventura el día en que mi padre se subía en una silla para coger el cine Nic que estaba guardado sobre una estantería. La "compleja" elaboración de aquel rato de proyección y aquellas imágenes infantiles permanecen en un recodo poético de mi memoria de tal manera, que dudo que la visión del DVD de cualquier película actual permanezca con similares resonancias, dentro de cuarenta años, en los que hoy la ven.