20160502185356-la-legion-perdida.jpg

   No me resulta desconocido Santiago Posteguillo, este escritor valenciano nacido en 1967 y que se ha hecho un merecido hueco en la literatura por sus novelas situadas en el mundo romano. Ya me había leído su trilogía sobre Escipión y hace tiempo que leí las dos primeras de Trajano, por lo que al salir el desenlace de la historia de este emperador me apeteció mucho el leerla y desde luego no me ha decepcionado.

   La legión perdida perdida se refiere a los miles de soldados romanos de Craso que fueron hecho prisioneros tras su derrota con los partos. Ciento cincuenta años después Trajano quiere expandir el imperio romano hacia tierra de los partos. Los legionarios, a pesar de su confianza en su emperador que no ha perdido ninguna batalla, no pueden dejar de tener en mente a la legión perdida. En sus páginas aparecerán cuatro grandes civilizaciones: romanos, partos, la India y China; de las que acabaremos conociendo bastantes.

     Son algo más de mil páginas, pero la habilidad del autor para enlazar los hechos reales y perfectamente documentados con situaciones y personajes novelados, convierten esta historia en algo apasionante y cuya lectura fluye entre los dedos. Hay distintas subhistorias que se cruzan con habilidad hasta llegar a un final perfectamente armónico. Y el lector no puede dejar de  sentirse atraído por los personajes. Me han gustado las seis novelas que he leído de Santiago Posteguillo, pero ésta para mí es, sin duda, la mejor.